LocalesMichoacánNoticias

Amanece el Cerro de San Andrés cubierto de nieve

El Cerro de San Andrés, que comparten los municipios de Zinapécuaro, Maravatío e Hidalgo se vistió de un ligero y nevado manto que unos decían era granizada y otros nevada durante los últimos días. Ayer domingo 17 de enero fue hasta el momento el día más gélido de la temporada invernal en la región y a las 00:00 horas se registró una temperatura de seis grados centígrados, que al mediodía se incrementó sólo a 16 grados y se espera de acuerdo con el pronóstico meteorológico se agudice el frío en la región.

Como sucede cada año durante los primeros días del mes de enero, el Cerro de San Andrés, el segundo en altitud en Michoacán luego del Tancítaro, se viste de una cobertura blanca por la caída de nieve o granizo al igual que en el estado de México, Veracruz y en Colima, lo que genera los momentos más fríos del invierno.

Ante las lluvias y las bajas temperaturas que se registraron durante la noche-madrugada del pasado miércoles en la región Oriente se resiente el efecto de fuertes heladas, aunque por otros lado le da un aspecto majestuoso al Cerro de San Andrés.

La ligera nevada mantiene a una amplia región de Zinapécuaro, Maravatío y Ciudad Hidalgo afectada por la gélida temperatura, que durante los primeros minutos de ayer domingo marcó sólo seis grados centígrados en los termómetros, luego a las 04:00 horas bajó a cinco grados y a las 09:00 horas la temperatura comenzó a ser más cálida con siete grados. Es de mencionar que toda la zona alta del municipio está en espera de que se intensifique aún más el frío y hay preocupación por la salud de los vecinos de la comunidad de Palomas de San Isidro, la más cercana al cerro.

La caída de nieve fue más abundante en la parte más alta del Cerro de San Andrés y en algunos lugares la nieve se acumuló en un grueso de unos 20 centímetros, lo que fue motivo de que un gran número de vecinos se diera cita para observar este blanco fenómeno que no se registraba desde 2012.

Los vecinos de la comunidad de Palomas de San Isidro señalaron que tras las lluvias del miércoles de la semana pasada se dejó sentir un intenso frío que se ha acentuado y vecinos de la parte baja, en Zinapécuaro, Queréndaro e Indaparapeo, señalaron que al medio día a contraluz caían pequeñas plumillas de nieve, fenómeno mejor conocido como caída de agua nieve, en tanto que la mayor parte del Cerro de San Andrés se encontraba cubierto de una espesa neblina.

Aunado al espectáculo que cubrió la parte de mayor altitud del Cerro de San Andrés, visible desde Ucareo y Jeráhuaro, en los alrededores los huertos de ciruelo se encuentran totalmente cubiertos de flor blanca, por lo que esta situación, a pesar de su belleza, afecta a los fruticultores, quienes esperan que no se dañe mucho la floración.

Previo

Megacable EVOLUTION!

Siguiente

Celebran al Señor de Araró

Admin

Admin

No Hay Comentarios

Deja un comentario